fbpx

Lo que se viene en ecommerce:

A nivel mundial el retail solo durante el 2019 acumuló la astronómica cifra de 25.000 trillion dollars en ventas. Sin embargo, este número asombrosamente elevado adquiere un nuevo significado si es analizado en conjunto con otra variable estadística. Visto desde la perspectiva del crecimiento, respecto al año anterior las ventas en el retail subieron cerca de un 4%, mientras que el ecommerce -cuyo total de ventas no obstante no alcanza un número de tal envergadura- logró un crecimiento del 18%. Estos números sirven para dar cuenta del cambio de paradigma que actualmente sufre el comercio mundial, donde el online ha llegado para quedarse. Conocer las proyecciones y nuevas tendencias será clave para el éxito de cualquier empresa que se encuentre trabajando hoy con ecommerce. Estos son algunos de los cambios que traerá el futuro:
  • DTC sales: Cada vez es más común que las marcas vendan directamente a los consumidores (Direct to Consumer) en vez de que una tienda establecida medie en la transacción. Las razones van desde a un mayor control en la relación con sus clientes a las ventajas de poder recopilar información sobre ellos.

  • Mayor presencia de smartphones: se estima que más del 50% de las transacciones sean a través del teléfono para el 2021, por lo que los diferentes desarrolladores están centrando sus esfuerzos para optimizar la experiencia de compra a través del smartphone. Así aparecen tecnologías como PWA (Progressive Web Application), aplicaciones para tiendas virtuales enlazadas directamente en la home del dispositivo, logrando así una carga rápida incluso sin conexión a internet.

  • Nuevas tecnologías: el siglo que vivimos ha dado origen a una explosiva integración de la automatización, robótica e inteligencia artificial al comercio electrónico, cuya influencia -aún en desarrollo- ya permite transacciones más rápidas, efectivas y seguras.

  • Ecosales: la preocupación general de la población por el medio ambiente ha tenido repercusiones en el mundo de los negocios. El futuro traerá consigo “ventas ecológicas”, las cuales considerarán, por ejemplo, que el paquete de envío sea de un material amigable con el ambiente o que la energía utilizada para fabricar los productos sea de origen renovable.
Estas son tan solo algunas de las variables que jugarán un rol importante en el cambiante comercio mundial. Conocerlas ayudará a cualquier negocio a proyectar su crecimiento futuro y entregar la mejor experiencia posible a sus clientes.